• 07/marzo/2019

Inaugurado Año Escolar 2019 en Liceo Humberto Díaz Casanueva del CCP COLINA II

inicio-ano-escolar-colina-2

El pasado miércoles se realizó la ceremonia de inauguración del año escolar 2019 para las personas privadas de libertad, en el Liceo Humberto Díaz Casanueva del Centro de Cumplimiento Penitenciario (CCP) Colina II, establecimiento que cuenta con el mayor número de alumnos matriculados para este período escolar, más de 1.000 privados de libertad  que buscan seguir adelante con su educación.

La ceremonia estuvo presidida por el director del Liceo Humberto Díaz Casanueva, Oliver Vega Becerra, quien agradeció al alcalde de Colina, Mario Olavarría, así como al secretario de la Corporación Municipal, Carlos Ruíz, por el apoyo recibido en la dotación del material educativo.

“Gracias a ellos hay material educativo y es de la mejor calidad (…) Se cuenta con pizarra interactiva, todas las salas están equipadas, eso le da un plus, una energía distinta a este espacio”, señaló.

El Liceo Humberto Díaz Casanueva es uno de los 86 establecimientos educacionales que están insertos en los distintos centros penitenciarios del país, atendiendo la demanda educativa en jornadas diurna y vespertina para alumnos de enseñanza básica y media.

“Más de 16.000 internos han logrado educarse gracias a los distintos sistemas que se han logrado implementar, casi 1.300 solo en este liceo (…) así que solo nos queda agradecer la oportunidad de inaugurar el nuevo año escolar aquí y desearle lo mejor a los alumnos, ojalá  se saquen la mugre estudiando porque una vez que terminen, la pega ya es nuestra, de ayudarlos a encontrar empleo”, informó Juan José Ossa Santa Cruz, subsecretario de Justicia.

Durante la ceremonia, se entregó material educativo  a estudiantes y se reconoció el esfuerzo y el compromiso de Daniel Zúñiga, ex alumno del Liceo Humberto Díaz Casanueva, quien logró terminar su educación media  estando privado de libertad, y que a partir de hoy inicia una nueva etapa de su vida, ingresando a la educación superior.

“La sensación es de mucha emoción, todo esto ha sido bien bueno para mí. Y tratar de dejar un mensaje a los que están en mi misma condición de que sí se puede, sí hay oportunidades de estudiar, lograr cosas y salir adelante de buena forma”, expresó el ex alumno.

De esta manera se dio inicio al año escolar en uno de los centros de cumplimiento penitenciario con mayor número de privados de libertad matriculados, que desde la cárcel asisten a clases de enseñanza básica y media para buscar un futuro mejor a partir de la educación.