• 04/marzo/2019

Colaciones Saludables: Qué alimentos consumir y cuáles evitar en el regreso a clases

colacion-saludable-1

Una de las maneras de potenciar el aprendizaje y de asegurar el rendimiento escolar de sus hijos, es a través de hábitos alimenticios saludables.

Es fundamental que los niños y jóvenes en edad escolar cuenten con una alimentación equilibrada, no solo en las comidas más básicas como el desayuno y el almuerzo, sino también en colaciones saludables, infaltables en las mochilas, que ayudan a evitar la fatiga, la somnolencia y los mantiene atentos y concentrados en su proceso de aprendizaje.

Estas colaciones saludables deben ser livianas y aportarles energía y nutrientes, destacó Alejandra López, nutricionista del Programa Escuelas Saludables y Promoción de Salud de la Corporación Municipal.

De preferencia se debe garantizar una colación para solo uno de los recreos de la mañana. Solo si la jornada es completa se debe incluir otra para media tarde.

“Va a depender también de los horarios que tenga y de los otros tiempos de comida, porque si el niño desayuna a las 9 de la mañana y a las 12 ya está almorzando, no es necesario una colación entre medio. Los tiempos de comida siempre deben ser entre tres y cuatro horas. Si hay más de cuatro horas entre una comida y otra, entre el desayuno y el almuerzo, debe haber una colación en uno de los dos recreos”, explicó la especialista.

Las colaciones pueden estar compuestas por una porción líquida y otra sólida. Frutas, cereales, pan y galletas integrales, y lácteos, son algunos de los alimentos ideales por ser considerados una buena fuente de energía.

“Una colación debe ser baja en calorías, no más de 200, eso significa que puede ser una fruta, un lácteo, pueden ser verduras también, pan, ojalá que sea integral. Un líquido, pero este no siempre tiene que ser con azúcar. Por ejemplo, puede acompañarse con agua saborizada, agua natural o agua de hierbas también”, detalló.

Por el contrario, se deben evitar alimentos con sellos “alto en” sodio, azúcar, grasas saturadas o en calorías. “Se debe evitar toda la comida chatarra y también se debe evitar entregarle dinero al niño, para que no compren en ventas clandestinas comida chatarra y golosinas, porque son altas en azúcar, grasas y sal”, refirió.

ELIGE TU OPCIÓN PARA COMER SANO:

La nutricionista del Programa Escuelas Saludables y Promoción de Salud de la Corporación Municipal entregó cinco opciones de colaciones saludables que usted puede organizar y preparar en este regreso a clases:

  • Grupo 1: ½ pan integral o ½ taza de cereal. Sándwich molde o ½ marraqueta integral con huevo, palta, jamón de pavo, queso fresco. Galletas de avena.

 

  • Grupo 2: Frutos secos + agua. 20 almendras, 6 nueces, 20 maníes sin sal o pistachos. Agua natural, mineral, de hierbas, jugos de fruta natural, o agua saborizada con cascaras de trocitos de fruta.

 

  • Grupo 3: 1 lácteo semi o descremado sin azúcar. 1 cajita de leche natural o saborizada, cultivada, 1 yogurt o postre casero sin azúcar (flan o sémola, arroz con leche).

 

  • Grupo 4: 1 fruta o ½ taza tutti frutti. Naranja en gajos, manzana o pera en cubitos. ½ plátano o piña natural. 10 granos de uva.

 

  • Grupo 5: Verduras. Palitos de zanahoria, brócoli, apio, zapallito italiano, palmito, tomate de cóctel.

 

Además, hay que tener en cuenta el crecimiento y la etapa escolar del estudiante, ya que de ello depende el tamaño de la colación que debe consumir.

“Por ejemplo, a los preescolares que asisten a los jardines JUNJI no les manden nada, en el jardín les entregan toda su alimentación hasta que se van a sus casas. En la etapa escolar, una colación liviana. Y ya en la adolescencia, recomendamos que se hagan su chequeo para ver sus requerimientos, porque los jóvenes -dependiendo del crecimiento y de si es hombre o mujer-,  los requerimiento varían enormemente”, agregó la nutricionista.

Recuerde que una alimentación equilibrada desde los primeros meses de vida promueve la buena salud de sus hijos, previene problemas como la obesidad y el sobrepeso, y les asegura también un mejor rendimiento académico potenciando su aprendizaje en las aulas de clases.